Las enzimas aportan opciones que el consumidor moderno desea, son rentables por el costo-beneficio en la mejora del proceso y su aportación en el valor alimenticio sustituyendo aditivos quimicos.